martes, septiembre 13, 2005

Conocimiento Libre

Quedó demostrado que la estrategia digital puede ser posible, dado que el staff de abogados que protegen los intereses de la empresa, a la cual ya no pertenezco, vio sin problemas mi acción decidida y libre de obstáculos. Sin embargo, se propició el mecanismo clásico para asestar un golpe al desarrollo de ésta propuesta y las infinitas implicancias que se desencadenarían.

Me vi en la obligación de asumir el riesgo, ya que desde mis más intrincados pensamientos estaba, estoy y estaré convencido del poder que significa, en las sociedades de consumo, el computador y todo lo que se desarrolla alrededor de él; en especial el factor de comunicación y pertenencia que está originando en el grupo socio económico C3.

Si esto es así los grupos socioeconómicos C2 y el ABC1 (un 20% de la sociedad chilena) ya se encuentran, incrustados de lleno en todo lo que significa conexión hacia la red (una economía sana debe mantener un computador y una conexión hacia la red) Demostrando con creces que en Chile ya se debe partir con una estrategia digital como se plantea en el Libro de Estrategias Digitales para Dominar el Mercado de Chunka Mui y Larry Downes.

Observé a nuestra competencia directa (Clan Luksic) y éstos tienen trece reglas de oro para dirigir sus movimientos empresariales. En el quinto postulado, se pone de manifiesto como ellos ven el desarrollo de su trabajo empresarial y hacen sus apuestas, hoy, proyectadas más allá de 30 años: “En el sector financiero no se piensa en altibajos de cada año, sino en las próximas dos a cinco décadas”.

Debido a eso no quedó más que pensar que la estrategia digital, por éstos, estaba asumida, pero las preguntas eran: ¿Por donde se moverán? ¿Cuál de sus naves más vertiginosas usarán? ¿Qué liderazgo no perderán?

Se concibió entonces realizar una potente apuesta para el futuro. Convertir a algo en un verdadero devorador de nosotros mismos y así poder ir incrementando el tan ansiado crecimiento. Sin lugar a dudas que ésta idea no nació de la nada, por el contrario dado el nuevo planteamiento empresarial, la estrategia fue conocida por todos y de alguna parte salió una idea –por lo menos plausible-.

Más allá de las barreras con las que tuve que golpearme y de los intensos lobby que surgieron para desligarme de la institución, opté por la auto aniquilación – sin no antes pensar en la buena Fe de quienes dirigen mi ex entidad- Sin embargo, no me arrepiento de haber hecho una acción de tal magnitud, dado que ya se me había sentenciado a seguir con un remo en las manos.

Como hecho anecdótico, todos los que se me presentaron para darme una metafórica posición, esgrimieron que nos encontrábamos en una división de ejército, y si es que a mí me daban un fusil debía dispara con él y no con el lanza cohetes que me había encontrado.

Desde ese momento supe que: con quienes hablaba no se encontraban en la nueva propuesta de empresas, las cuales se deben mirar como verdaderos barcos con tripulación y todo. Salvo por un detalle: se me acusó de amotinamiento y debí caminar por la plancha. Encontrándome hoy a la deriva y sin poder establecer contacto con un nuevo empleador.

HSQO

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

I love your website. It has a lot of great pictures and is very informative.
»

Anónimo dijo...

I'm impressed with your site, very nice graphics!
»

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.